//, Fiscal, Laboral/Solicite la devolución de las retenciones aplicadas a la prestación por maternidad

Solicite la devolución de las retenciones aplicadas a la prestación por maternidad

prestacion por maternidad

La sentencia 1462/2018 del Tribunal Supremo, dictada el pasado día 3 de octubre, ha establecido como doctrina que “las prestaciones públicas de maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas”.

Como consecuencia, los contribuyentes que hayan tributado por la prestación de maternidad en los últimos años podrán reclamar la devolución de lo pagado de más o que se les pague el menor importe devuelto, en caso de haber tenido derecho a devolución. Hay que tener presente que la AEAT no devolverá de oficio las cantidades tributadas de más, será el contribuyente quien deba solicitarlo.

 

SOLICITUD DE DEVOLUCIÓN DE LAS CANTIDADES TRIBUTADAS POR LA PERCEPCIÓN DE LA PRESTACIÓN DE MATERNIDAD.

Los contribuyentes que hayan percibido la prestación de maternidad pueden hallarse en las situaciones que a continuación se describen, en cada uno de cuyos casos se explica también el procedimiento a seguir para recuperar las cantidades tributadas indebidamente, en caso de que proceda:

  • Contribuyentes que hayan percibido la prestación de maternidad durante los ejercicios de 2014, 2015, 2016 y 2017.

Deberán solicitar la rectificación de las declaraciones de IRPF correspondientes al ejercicio o ejercicios, si la prestación se percibió durante períodos pertenecientes a dos ejercicios distintos, durante los que se haya percibido la prestación.

La AEAT está preparando un formulario para solicitar la devolución de manera rápida en el que el contribuyente solo deberá indicar sus datos identificativos, los ejercicios en los que haya percibido la prestación, así como los datos de la cuenta bancaria en donde desea que se le ingrese el importe de la devolución.

El solicitante no deberá acompañar a la solicitud ningún documento acreditativo de los importes percibidos (certificación de la Seguridad Social), ya que será la propia AEAT la que obtendrá directamente de la Seguridad Social los datos necesarios para la resolución de la solicitud.

El formulario deberá presentarse a través de la sede electrónica de la AEAT (se requiere certificado digital) o físicamente en cualquier oficina de registro de la misma AEAT.

Después de la debida comprobación de la procedencia de la solicitud la AEAT emitirá una liquidación provisional en rectificación de la declaración presentada en su día. Si el contribuyente está de acuerdo con dicha liquidación provisional y no presenta alegaciones contra la misma, en pocos meses se procederá al ingreso de la devolución en la cuenta bancaria indicada en el formulario de solicitud.

El formulario todavía no está disponible en la AEAT, aunque diversas fuentes han publicado el modelo que presumiblemente la AEAT pondrá a disposición y en el que, según las mismas fuentes, deberá indicarse en su cabecera como código de trámite el “GZ283”. No obstante, dicho formulario no es más que un borrador y no debe utilizarse hasta que no sea publicado en la sede electrónica de la AEAT el diseño definitivo.

No obstante, quien no desee esperar a que la AEAT ponga a disposición el formulario indicado, podrá solicitar la devolución dirigiendo un escrito a la AEAT que podrá presentar, igualmente, a través de la sede electrónica o presencialmente en cualquier oficina de registro. En este caso será conveniente adjuntar copia de la declaración o declaraciones correspondientes a los ejercicios de los que se solicite rectificar la liquidación, así como certificación de la Seguridad Social con el importe percibido en concepto de prestación de maternidad.

Los contribuyentes que hayan percibido la prestación de maternidad con anterioridad al ejercicio 2014 y hayan tributado por ella ya no podrán solicitar la devolución, a no ser que hubieran iniciado un procedimiento antes de su prescripción.

 

  • Contribuyentes que no presentaron declaración en el ejercicio o ejercicios en que percibieron la prestación por no estar obligados.

Pueden presentar su declaración o declaraciones extemporáneamente para que les sea devuelta la retención aplicada y cuya devolución no fue solicitada.

 

  • Contribuyentes que hubieran presentado solicitud de rectificación de declaraciones que hubiera sido desestimada antes de la sentencia del día 3 de octubre.

Si se ha presentado recurso y este se encuentra aún pendiente de resolución el órgano que deba resolver se pronunciará sobre la aplicación de la doctrina establecida por la sentencia del Tribunal Supremo.

Pero, una vez desestimado el recurso contra la resolución denegatoria de la devolución y habiendo adquirido este firmeza, solo cabrá presentar un recurso ante el TEAR (Tribunal Económico Administrativo Regional) que agotará la vía administrativa. A partir de aquí habrá que acudir a la vía judicial presentando un recurso contencioso administrativo.

 

  • Contribuyentes que hayan percibido o perciban la prestación de maternidad durante el presente año 2108.

En la próxima campaña de renta correspondiente a la liquidación del impuesto del presente año 2018 la AEAT ya facilitará los datos fiscales contemplando la prestación de maternidad como renta exenta, por lo que los contribuyentes deberán elaborar sus declaraciones con dichos datos fiscales, con lo que el resultado ya será el correcto teniendo en cuenta la exención de la mencionada prestación.

 

EL ORIGEN DE LA CONTROVERSIA.

La AEAT ha venido considerando hasta la sentencia 1462/2018 del TS que la prestación de maternidad debía calificarse como rendimiento del trabajo porque tienen dicha consideración las prestaciones percibidas de los regímenes públicos de la Seguridad Social, según lo que dispone el apartado a) del artículo 17.2 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

El TEAC (Tribunal Económico Administrativo Central) unificó el criterio administrativo apoyando el criterio de la AEAT. En su resolución TEAC 7334/2016, de 2 de marzo de 2017, dice “…hay que tener presente que la prestación de maternidad satisfecha por la Seguridad Social tiene la función de substituir a la retribución normal (no exenta de IRPF) que obtendría la contribuyente por su trabajo habitual y que ha dejado de percibir al disfrutar del correspondiente permiso…”.

En fecha 29 de junio de 2017, en su sentencia 666/2017, la Sala de lo Contencioso del TSJ de Madrid estima el recurso interpuesto por una contribuyente obligando a Hacienda a devolver las cantidades tributadas por la percepción durante el ejercicio de 2013 de la prestación por maternidad.

La abogacía del Estado presenta recurso ante el TS para unificación de doctrina contra la citada sentencia por considerarla contradictoria con las de otros tribunales que consideran no exenta la prestación, como el TSJ Castilla y León y el TSJ Andalucía.

 

DOCTRINA DEL TRIBUNAL SUPREMO.

El TS dicta la sentencia 1462/2018 de fecha 3 de octubre confirmando la sentencia del TSJ Madrid estableciendo como doctrina legal que “las prestaciones públicas de maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas”.

El TS considera que “la prestación por maternidad a cargo del INSS puede incardinarse en el supuesto previsto en el párrafo tercero letra h del artículo 7 de la LIRPF (Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) cuando dispone que “igualmente estarán exentas las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad.””

 

ARGUMENTOS QUE FUNDAMENTAN LA SENTENCIA DEL TS.

El TS fundamenta su sentencia en dos líneas de argumentación, una interpretación gramatical de la letra h del artículo 7 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y una interpretación sistemática del artículo 177 de la Ley General de la Seguridad Social.

En cuanto a la interpretación gramatical el TS dice textualmente en referencia al artículo 7 letra h de la LIRPF: “Cuando el párrafo cuarto comienza con la palabra ““también” estarán exentas las prestaciones públicas por maternidad percibidas de las Comunidades Autónomas o entidades locales”, después de declarar exentas en el párrafo tercero “las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad”, parece dar a entender que además de las que corren a cargo de la Seguridad Social, entre las que cabe incardinar las prestaciones por maternidad, están exentas las que por el mismo concepto se reconozcan por las Comunidades Autónomas y Entidades Locales, pues en otro caso la partícula “también” sería inútil, y podría dar lugar a entender que el legislador ha querido exclusivamente declarar exentas estas últimas y excluir las estatales.”

En cuanto a la interpretación sistemática del artículo 177 de la LGSS el TS dice textualmente: “La prestación por maternidad es el subsidio que gestiona la Seguridad Social que trata de compensar la pérdida de ingresos del trabajador a consecuencia del permiso de descanso por el nacimiento de un hijo, adopción, tutela o acogimiento, y durante ese período el contrato de trabajo queda en suspenso interrumpiéndose la actividad laboral; y a tenor del artículo 177 de dicha norma, se consideran situaciones protegidas la maternidad, la adopción, la guarda con fines de adopción y el acogimiento familiar, de conformidad con el Código Civil o las leyes civiles de las comunidades autónomas que lo regulen.

En consecuencia la prestación por maternidad puede incardinarse en el supuesto previsto en el párrafo tercero de la letra h del artículo 7 de la LIRPF, y por ello el recurso de casación ha de ser desestimado y establecer como doctrina legal que “las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.””

 

2018-10-30T11:16:40+00:00