///¿Qué son un falso autónomo y autónomo dependiente (trade)?

¿Qué son un falso autónomo y autónomo dependiente (trade)?

Autónomo dependiente y falso autónomo

Recientemente hemos podido ver cómo los medios de comunicación han hecho mención de numerosas sentencias a empresas que han sido condenadas por no cotizar en el Régimen General de la Seguridad Social por los llamados falsos autónomos. Los falsos autónomos son aquellos que están dados de alta como autónomos, pero que en realidad siguen manteniendo una relación laboral con la empresa. Pero, ¿comprendemos realmente lo que es un falso autónomo? ¿Sabemos la diferencia entre falso autónomo y autónomo dependiente? A continuación aclaramos las características y diferencias entre cada uno.

¿Qué es el autónomo dependiente?

Según encontramos en el propio Estatuto del Trabajo Autónomo el autónomo dependiente, también conocido como “TRADE” es “aquel que realiza una actividad económica o profesional a título lucrativo de forma habitual, personal, directa y predominante para una persona física o jurídica, denominada cliente, del que dependen económicamente por percibir de él, al menos, el 75% de sus ingresos por rendimientos de trabajo y de actividades económicas o profesionales”. Existen otra serie de requisitos además de ser económicamente dependiente y de disponer de autonomía funcional que veremos a continuación:

  • El autónomo dependiente no puede tener trabajadores a su cargo. No puede contratarlos ni puede subcontratar ni de forma parcial ni de forma completa. Además no puede crear sociedades para ejercer su actividad de manera conjunta con otros autónomos.
  • No podrá desarrollar su trabajo del mismo modo que aquellos trabajadores por cuenta ajena que hayan sido contratados por el cliente principal.
  • Con el objetivo de poder desempeñar correctamente su trabajo el autónomo dependiente debe disponer de sus propios recursos y medios, independientes de los del cliente, cuando en la actividad desempeñada sean económicamente relevantes.
  • El autónomo dependiente se organizará y ejercerá sus actividades según sus propios criterios organizativos, aunque pueda seguir las indicaciones técnicas del cliente.
  • En función del resultado de su actividad, de acuerdo con lo pactado con su cliente y asumiendo el riesgo y ventura de la misma, percibirá una contraprestación económica.
  • El autónomo dependiente no podrá ser titular de locales comerciales o industriales o de oficinas de atención al público.

Por último apuntar que la relación que existe entre el autónomo dependiente y su cliente debe formalizarse a través de un contrato por escrito que tiene que incluir un conjunto mínimo de cláusulas obligatoriamente. Por otra parte, la cobertura de las contingencias profesionales, que para los autónomos es opcional, para los “TRADE” es obligatoria.

¿Qué es el falso autónomo?

Antes de entrar de lleno en explicaciones, conviene destacar que la figura del “TRADE” es totalmente legal y, como se ha indicado anteriormente, está contemplada en el Estatuto del Trabajo Autónomo. Una vez aclarado este punto entremos a explicar la figura del falso autónomo.

Aunque en líneas generales el falso autónomo parezca un trabajador autónomo normal, toda la actividad que este desempeña la desarrolla bajo la organización y poder de dirección y disciplinario del empleador, siendo este quien asume los riesgos y recoge los resultados del trabajo realizado por el trabajador.

A pesar de ser una alternativa para no asumir aquellos costes que derivan de la contratación de trabajadores por cuenta ajena, hay que ir con mucho cuidado con disponer de falsos autónomos en una empresa. Las sanciones derivadas de dichas infracciones pueden suponer multas de entre 3.000 y 10.000 euros, además de todas aquellas cuotas atrasadas sobre la cotización de dichos trabajadores.

Como conclusión informar de que no todos los autónomos dependientes o “TRADES” son falsos autónomos solo por el hecho de que estos trabajen en su mayoría para una sola empresa. Como habrán podido observar, no es lo mismo un “TRADE” que un falso autónomo. Hablamos de dos figuras completamente diferenciadas. El falso autónomo es aquel que realiza una actividad bajo las condiciones de un trabajador por cuenta ajena, entre las que resaltan la dependencia y la ajenidad que caracterizan la relación laboral. Por el contrario, el “TRADE” es el trabajador autónomo cuyos ingresos son percibidos de forma mayoritaria de un solo cliente y cuya actividad es perfectamente legal y está contemplada en el Estatuto del Trabajo Autónomo.

Si desea saber más sobre el tema, realizar algún tipo de consulta concreta o que conozcamos su caso en concreto, puede contactar con nosotros para pedir una cita previa. Nuestro departamento jurídico-laboral le atenderá y estudiará todas sus dudas sobre el tema.

2018-08-07T08:46:48+00:00