Hoy en el blog de Impulsa Asesores vamos a ver las condiciones y requisitos de la nueva bonificación que se aplica al contrato indefinido de desempleados de larga duración, según el Real Decreto Ley 8/2019.

 

¿Qué tipos de contrato se pueden acoger a la bonificación?

 

Los contratos bonificados por esta norma serán los indefinidos y los fijos discontinuos, sean a jornada completa o a tiempo parcial.

 

¿Qué incentivos recibirá la empresa por dichas contrataciones?

 

Durante un periodo de tres años aquellas empresas que contraten a desempleados de larga duración mediante esta modalidad de contratación tendrán una bonificación sobre la cuota empresarial a la Seguridad Social, cuyo importe dependerá de si se contrata a un trabajador o a una trabajadora, que será la siguiente:

 

  • 125€ al mes (1.500€ al año): En caso de que la persona contratada sea mujer.
  • 108,33€ al mes (1.300€ al año): En caso de que la persona contratada sea hombre.
  • Por último en caso de que el contrato sea a tiempo parcial: Los beneficios se calcularán en proporción a la jornada pactada en el contrato.

 

Requisitos de la empresa para beneficiarse de las bonificaciones por la contratación.

 

La empresa deberá mantener en el empleo al trabajador contratado al menos tres años desde la fecha de inicio de la relación laboral.

 

Además, la empresa deberá mantener el nivel de empleo alcanzado con la contratación bonificada durante, al menos, dos años desde la celebración de la misma.

 

Requisitos de los trabajadores.

Los trabajadores contratados bajo esta modalidad deberán ser personas inscritas en la oficina de empleo y tener la condición de parados de larga duración, es decir, que hayan estado inscritos en la oficina de empleo un mínimo de doce meses en los últimos dieciocho anteriores a la contratación.

 

No existe requisito de edad.

 

¿Qué sucede en caso de que la empresa incumpla las obligaciones establecidas para bonificarse?

 

La empresa deberá devolver las cantidades que haya recibido como incentivo en forma de bonificación de cuotas, en caso de no cumplir con los requisitos de mantenimiento del empleo que se han expuesto en el apartado de requisitos de la empresa.

 

Sin embargo, no se considerarán incumplimientos de dichas obligaciones las extinciones de contratos de trabajo por causas objetivas o por despido disciplinario procedentes, ni las debidas a dimisión, muerte, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez de los trabajadores o por la finalización de la duración pactada del contrato o por resolución durante el período de prueba.